Bisturí, acentos y éxito